El virus del Zika

Prestar atención a los hechos

Ilustración de mosquito y lupa.

Ícono médico ¿Qué es?

El virus del Zika es un germen que causa una enfermedad leve. Las personas que se contagian de Zika normalmente mejoran sin tratamiento médico. En algunos casos, el Zika puede provocar una enfermedad grave o defectos de nacimiento.

Ahora en MinuteClinic® podemos evaluar su exposición al virus del Zika, tratar los síntomas y derivarlo para que se haga los análisis correspondientes si fuese necesario.

Buscar una clínica cercana.

¿Cómo se propaga el Zika?

El virus se encuentra en la sangre y el semen de personas infectadas.
Se puede propagar de tres modos:

  • Picadura de mosquito
  • Vía sexual
  • De una embarazada al feto


¿Quiénes son más propensos a contraer Zika?

El virus del Zika se descubrió por primera vez en 1947 en Uganda. Desde entonces se han reportado brotes en las zonas tropicales de África, el sudeste Asiático y las Islas del Pacífico. Además, se han tratado casos de Zika en México, el Caribe, América Central, Puerto Rico y América del Sur. Las personas que residan en o viajen hacia esas regiones pueden tener mayores riesgos de contraer Zika.

Nueva York, Florida, California y Texas tienen el mayor número de casos reportados de Zika en los Estados Unidos. Estos pacientes contrajeron Zika al viajar al extranjero o al tener relaciones sexuales con una persona infectada. En julio de 2016, se descubrió que el Zika se transmitía a través de mosquitos, en Florida. Para obtener información sobre las zonas en los Estados Unidos donde el Zika está presente, visite www.cdc.gov/zika/


¿Cuáles son los síntomas de Zika?

Los síntomas más frecuentes relacionados con el virus del Zika son:

  • Fiebre
  • Erupción
  • Dolor en las articulaciones
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza

Muchas personas infectadas no tienen síntomas o presentan síntomas leves.

La mayoría de las personas se recuperan al cabo de algunos días o una semana después de haber sido picados. Algunas personas desarrollan una afección inusual denominada Guillain-Barre que afecta el sistema nervioso. Esta enfermedad puede provocar debilidad que persiste por meses.

Los fetos expuestos a Zika pueden desarrollar defectos de nacimiento. Por ejemplo, pueden presentar una cabeza pequeña (microcefalia) u otros problemas de salud.

Una vez que la persona se ha recuperado del Zika y ha eliminado el virus de su sistema, ya no propaga el virus. Normalmente está inmunizada y no contrae Zika nuevamente.


¿Cómo se diagnostica y trata el Zika?

La mayoría de las personas no intentan realizarse pruebas para detectar el Zika. Sin embargo, su médico puede solicitar realizar pruebas para controlar si el virus está presente, en caso de embarazo. Si la prueba da positivo, es posible que necesite otras pruebas de ultrasonido para monitorear el crecimiento fetal.

No existe una vacuna para evitar el Zika. No hay ninguna droga que cure esta enfermedad. El sistema inmunitario de su organismo combate el virus. En casa el tratamiento es simple.

  • Descanse mucho.
  • Beba mucho líquido para evitar la deshidratación.
  • Tome Tylenol (acetaminofeno) para la fiebre.

Nota: no tome aspirinas o ibuprofeno si siente malestar después de haber sido picado por un mosquito, hasta que se confirme el diagnóstico de Zika. Consulte con su médico si está tomando otros medicamentos.


¿Cómo puede usted colaborar para prevenir el Zika?

Dos clases de mosquitos (Aedes aegypti y Aedes albopictus) pueden propagar el Zika. Estas especies son comunes en el sudeste de EE. UU. y en muchos lugares del mundo. Normalmente pican durante el día aunque también pueden atacar de noche. Tan solo algunos mosquitos infectados pueden enfermar a muchas personas.

Reduzca el riesgo de contraer Zika evitando ser picado.

  • Use ropa que cubra sus brazos y piernas.
  • Trate con permetrina los artículos de vestir como pantalones, medias, botas y carpas, o compre ropa y equipos tratados con permetrina. No use permetrina directamente sobre la piel. Por seguridad y eficacia siga todas las instrucciones que figuran en la etiqueta del producto.
  • Use un spray repelente de mosquitos que contenga DEET o algún otro repelente de insectos que esté registrado en la EPA.
    Siempre respete las instrucciones que figuran en la etiqueta del producto:
    • No aplique repelente sobre la piel debajo de la ropa.
    • Primero aplique el protector solar y por último el repelente.
    • Vuelva a aplicar el repelente según se indique.
    • Sea muy cuidadoso para aplicar el repelente correctamente en los niños.
  • Proteja a su bebé colocando un mosquitero sobre los cargadores o sillitas de bebé.
  • Use mosquiteros si duerme en la intemperie.
  • Tome precauciones para controlar los mosquitos tanto dentro como fuera de su casa.
    • Use mosquiteros en ventanas y puertas.
    • Use el aire acondicionado cuando esté disponible.
    • Una vez por semana, vacíe y restregue, dé vuelta, cubra o descarte aquellos artículos en los que se acumule agua. Esto abarca neumáticos, baldes, macetas, juguetes, tiestos o contenedores de basura.
    • Use tabletas de tratamiento para el agua que no se escurre.

Armar su propio kit de prevención del Zika es simple. El kit incluye mosquiteros para camas, permetrina en espray, repelente para mosquitos, tabletas para el tratamiento de aguas estancadas y condones. Siga las instrucciones del fabricante para usar cada producto.


Haga que los demás estén seguros si usted está infectado

¿Tiene usted Zika? Protéjase contra las picaduras de mosquitos durante la primer semana después de haberse infectado. De este modo los mosquitos no pueden transportar el virus hacia otras personas.

Use condones la mantener relaciones sexuales si tiene Zika. Tenga en cuenta que el virus puede contagiarse a su pareja aun si usted ya se siente bien.

Imagen de un médico, mamá y enfermera.

El Zika y el embarazo

Una cantidad reducida de mujeres infectadas con Zika en los EE. UU. han perdido su embarazo o han dado a luz niños con graves defectos de nacimiento. Los CDC no saben si estos problemas fueron causados directamente por el virus del Zika.

  • Infórmese. Si está embarazada o está por embarazarse, busque atención médica y haga todas las preguntas posibles.
  • Disminuya los riesgos. Compre o prepare un kit de prevención contra el Zika para reducir los riesgos de contraer el virus ya sea por picadura de mosquitos o por relaciones sexuales.
  • Controle su salud. Si está embarazada y piensa que ha estado expuesta al Zika, consulte con su médico de inmediato para realizar pruebas. Los resultados de las pruebas para el Zika tienen una mayor probabilidad de eficacia si las pruebas se realizan temprano.


¿Está preocupado por contagiarse de Zika durante un viaje?

Recuerde que aún no existe la vacuna contra el Zika. Investigue sobre los brotes de Zika, en el sitio web de los CDC antes de viajar. Evite las zonas con altos índices de infección. Cuídese y evite las picaduras de mosquitos. Si está embarazada, consulte a su médico antes de viajar.

Para obtener más información, visite: https://www.cdc.gov/zika/index.html